Venezuela importa aceites lubricantes ante baja producción y se los llevan a Cuba, denuncia secretario de Futpv

Ago 18, 2017 7:20 am
Publicado en: Destacados, Nacionales

ivan freites

 

Quizás usted conductor o comerciante de combustibles se encuentra en búsqueda o a la espera de la distribución de las diversas marcas de aceites para motores y cajas de vehículos. En oportunidades puede conseguir un determinado tipo de aceite que no es el de su preferencia, o quizás la marca que le ofrecen no va a tono con el costo que pretende pagar. Lo cierto es que, si usted va a Catia, Quinta Crespo, Bello Campo, o Montecristro entre otras urbanizaciones de la capital buscando una aceite mineral 2050, es probable que no lo consiga, o en caso de hallarlo el precio está por encima de los Bs. 25.000,00 por litro.

Por: Daniel Guillermo Colina / @danielgcolina

En muchas estaciones de servicios de Caracas, no se aprecia en los mostradores la variedad de lubricantes como Valvoline, Shell, Castrol, PDV, Ultralub entre otros. A veces el consumidor tiene que estar pendiente del abastecimiento en las empresas ferreteras para poder adquirir un aceite 2050 o 1540.

 

Un hombre esta parado cerca de la refinería Cardón, en Punto Fijo, Venezuela. 22 de julio 2016. Foto: Reuters/Carlos Jasso/Archivo
Un hombre esta parado cerca de la refinería Cardón, en Punto Fijo, Venezuela. 22 de julio 2016. Foto: Reuters/Carlos Jasso/Archivo

 

Ivan Freites, trabajador de la de la refinería venezolana Cardón, complejo de lubricantes, señaló que desde el año 2011, ha habido fallas en la producción de aceites, tanto así que asegura que “ prácticamente esa planta no ha producido mil barriles del derivado señalado, lo que ha originado que se tenga que comprar fuera de nuestras fronteras.

“Eso ha llevado a que tengamos que importar, lo más lamentable de esto es que además de importarlos cuando los aceites llegan en buque allá a la refinería de Cardón, que es donde se distribuyen a nivel nacional, inmediatamente llega otro buque y se los lleva para Cuba”.

Freites califica la situación como grave porque a su juicio la estatal petrolera colapsó, agrega que no se había visto en el pasado tal falta de distribución de los lubricantes.

“Según los números de hoy, la refinería de Amuay tiene apenas 255 mil barriles de procesamiento de una capacidad de 650 mil barriles, es decir que estamos 400 mil barriles por debajo. La refinería de Cardón tiene 110 mil barriles de 310 mil que debería tener, entre las dos refinerías más grandes del país tenemos 600 mil barriles menos de procesamiento” dijo en entrevista concedida a Lapatilla.com.

El secretario de profesionales y técnicos de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela indicó que las refinerías de El Palito y la de Puerto La Cruz están “prácticamente paralizadas”, atribuye la falta de actividad a varias causas como “la desinversión, los mantenimientos no se hacen, los que gerencian PDVSA ahora sus compromisos son políticos no con el país ni con la industria, y obviaron los estándares que tenían planteados una empresa de este tipo”, explicó.

Según datos aportados por el petrolero, Venezuela en el año 2000 producía 78 barriles por trabajador, y ahora en el 2013 solo producen 13. De acuerdo a un informe que dijo poseer, en el año 2016 “hubo más 10 mil millones de dólares en pérdida” en PDVSA.

Indicó además que en las refinerías, “no estamos produciendo un litro de gasolina terminada en el país, porque todas las plantas de alquilación están paradas, tenemos que importar también gasoil, ahorita está un buque allá en la refinería cardón con 312 mil barriles de gasoil ultraliviano ese tenemos que, comprarlo”, afirmó.

Freites considera como que para la industria de crudo del país es mejor importar que producir, denuncia que hay “un negocio internacional que por cada barril de gasolina o de crudo que se compre eso les deja un platero”.

Manifestó también que es tan grave la situación que de dos plantas de catalítica se producen 50 mil barriles de 105 mil que debería tener, y la planta de Amuay posee 70 mil barriles de 108 mil que debería haber en proceso. Precisó que de cada 10 estaciones de servicios, siete tienen desabastecimiento.

El trabajador sindical dijo que el aceite que se está vendiendo no está regularizado, ni estandarizado, y que se está vendiendo hasta aceites quemados en pipa a los transportista de Falcón.

Por último afirmó que en la nación hay un desabastecimiento de 85 por ciento de gas, y que apenas solo se produce un  15 % del consumo nacional. Fue enfático al decir que en estados como Sucre, Falcón, Táchira, hay protestas por la falta del derivado, y calificó como lamentable que en  Güiria hay producciones de Gas Natural que la población no consume porque “se los llevan, las trasnacionales”, aclaró.

 




VPI/LaPatilla

Destacadas