Huracán Rojo, por Albert O. Soto

Sep 8, 2017 3:56 pm
Publicado en: Opinión

thumbnailAlbert  SotoEl Caribe lucha contra diversos fenómenos naturales, y Venezuela lucha con un fenómeno más terrible: “El Huracán Rojo”.

Con nuevo aumento salarial, y nueva medida económica referente al DICOM, Nicolás demuestra su desequilibrio mental nuevamente. Los vientos tormentosos de sus medidas económicas envían inmediatamente a los venezolanos a encontrar refugio y escapar de su inconsciente manejo de la economía en un dólar paralelo que ya sobrepasa los 20mil bsf. Los precios de los alimentos comienzan a entrar en hiperinflación, pues, si el dólar paralelo sube todo sube. Así es en Venezuela.

La irresponsabilidad del Gobierno no deja ni dejará de sorprendernos. Las fuertes lluvias –causadas por los fenómenos del Caribe- han azotado distintos sectores del país, siendo más fuertes en el sur de Aragua, causando inundaciones y grandes pérdidas materiales. La alerta sigue y ninguna de las autoridades hace mención de estos hechos, se encuentran entrampados e intentan agarrar aire con su farsa de ayuda y solidaridad internacional. ¿Cómo pretenden ayudar a otras naciones cuando la propia sufre tantas adversidades?

Las sanciones económicas les han hecho un enorme daño, intentan aparentar con su usual teatro que todo está normal y están más fuertes que nunca, pero la realidad es que no encuentran como sostenerse. Todo régimen, ejercito, cartel tiene su debilidad, no todos caen por las mismas circunstancias, pero siempre caen.

Bien decía Napoleón Bonaparte: Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error. El Gobierno con sus medidas se ha ido debilitando–tampoco para confiarse-, la ANC les destruyó la poca credibilidad que podían poseer en el mundo. La geopolítica mundial conspira a favor de la democracia venezolana, el proceso es lento es cierto, pero el mundo entiende la importancia de una Venezuela libre.

El Huracán Rojo se está quedando sin fuerzas, se alimentaba de miedo, desesperanza y sobornos; el miedo se acabó, la esperanza se recupera cada día, y se están quedando sin dinero por lo cual no hay oportunidad de sobornar a los Estados que por una gota de oro negro los apoyaban.

Estos últimos meses del año serán fuertes para todos los venezolanos, en todos los sentidos, pero mucho más en el económico. Debemos estar preparados para lo que se avecina, pero si de algo estoy seguro es que este “Huracan” muy difícilmente sobreviva más allá de enero 2018.

@Albertsoto18

Dirigente juvenil del Movimiento Progresista de Venezuela (MPV) en Caracas




VPI/LaPatilla

Destacadas