La oposición pide el voto para desatar un terremoto político contra Maduro

Oct 12, 2017 2:12 pm
Publicado en: Destacados, Regionales 2017
CAR103. CARACAS (VENEZUELA), 12/10/2017 - El presidente de la Asamblea Nacional venezolano (AN, Parlamento), el opositor Julio Borges, habla durante una rueda de prensa hoy, jueves 12 de octubre de 2017, en Caracas (Venezuela). Borges espera recibir el respaldo de "todos los Parlamentos del mundo" a la institución que representa en la reunión que la Unión Interparlamentaria (UI) celebra la semana que viene en Rusia. EFE/Miguel Gutiérrez
 El presidente de la Asamblea Nacional venezolano (AN, Parlamento), el opositor Julio Borges, habla durante una rueda de prensa hoy, jueves 12 de octubre de 2017, en Caracas (Venezuela) EFE/Miguel Gutiérrez

 

La oposición venezolana pidió hoy el voto en las elecciones del domingo a gobernadores regionales de los 23 estados del país para desatar un “terremoto político” que prepare el terreno para la salida del poder del presidente, el líder chavista Nicolás Maduro.

“Amanecer el lunes 16 de octubre y ver que ganamos 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18 de las gobernaciones y el voto popular que vamos a ganar, créanme, es un terremoto político que es irreversible para lograr estar en la antesala de un cambio completo y democrático”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges.

El jefe de la Cámara -el único poder del Estado en manos de la oposición- advirtió además de los efectos de la abstención entre los simpatizantes de los partidos antichavistas, que han elegido candidatos unitarios en todos los estados para derrotar al oficialismo.

“Mucha gente piensa que se es fuerte, se es radical, se es contundente diciendo yo no voto, pero si nos ponemos a pensar un segundo nos damos cuenta que esta posición que parece tan fuerte, tan radical, tan determinada termina regalándole a Nicolás Maduro un voto”, declaró el político opositor en una rueda de prensa.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) -que aglutina a los partidos opositores venezolanos- aspira a arrebatar el domingo buena parte del enorme poder regional en manos del oficialismo chavista, de cuyas filas proceden los gobernadores de 20 de los 23 estados del país.

La MUD ha denunciado repetidamente los intentos de Maduro de promover la abstención para evitar así la abultada derrota del oficialismo que prevén las encuestas.

El jefe del Estado aseguró ayer que todo el que vaya a votar el domingo estará reconociendo la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un órgano plenipotenciario integrado íntegramente por chavistas que fue instaurado en agosto por el oficialismo con plenos poderes para refundar el Estado.

Estas palabras han sido hoy rechazadas por el jefe de campaña de la MUD, Gerardo Blyde, que ha insistido en que ningún gobernador electo de la oposición se someterá a una ANC cuya legitimidad no reconoce la alianza antichavista.

Blyde ha vuelto a criticar que la autoridad electoral trate de “confundir con la reubicación” de votantes a centros electorales distintos a los habituales, una de las tretas del oficialismo denunciadas por la oposición durante la campaña a las regionales que se cierra hoy.

La oposición concurre a estos comicios -que debían haberse celebrado en diciembre de 2016- con varios de sus líderes presos, fuera del país para evitar ser detenidos o inhabilitados, y pese a no confiar en un Consejo Nacional Electoral que fue acusado de fraude por la propia empresa encargada del recuento en la elección de la ANC. EFE




VPI/LaPatilla

Destacadas