Parisinos furiosos con el nuevo servicio de bicicletas urbanas

Ene 10, 2018 11:26 am
Publicado en: Titulares, Turismo
A man checks out a new Velib' Metropole self-service public bike by the Smovengo at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
Paris, Francia /Enero 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes

 

Fue el orgullo de París con sus 300.000 suscriptores diez años después de su lanzamiento. Pero desde que cambió de operador, el servicio de alquiler de bicicletas en autoservicio Vélib’ se ha convertido en una pesadilla para sus usuarios en la capital francesa.

Gestionado por un nuevo operador, el consorcio franco-español Smovengo, el nuevo servicio de bicicletas urbanas debía ser desplegado el 1 de enero en 600 estaciones de París, equivalente a la mitad de las que operaba el anterior proveedor JCDecaux, y en todas las 1.460 estaciones a finales de marzo.

Pero el martes, la aplicación móvil Vélib’ Métropole anunciaba apenas 64 estaciones en funcionamiento, el mismo número que la semana pasada. Sin contar con problemas en la aplicación registrados por los usurarios.

“Está claro que no estamos en lo absoluto satisfechos del servicio del nuevo operador”, dijo a la AFP Christophe Najdovski, encargado del tema de los transportes en la alcaldía de París.

La compañía Smovengo dijo que este retraso se debe a problemas eléctricos y a una disputa judicial con su predecesor JCDecaux. Un argumento insuficiente para la alcaldía de París que amenaza al grupo con sanciones financieras.

Mientras tanto, los usuarios hacen escuchar su indignación en las redes sociales. “¡Genial la aplicación que no funciona! ¡El plano que no funciona¡ ¡Las estaciones aún en obras¡ En resumen estoy pagando desde hace 3 meses un servicio que no puedo utilizar”, se quejó en Twitter Alexandra Davis, ilustradora y diseñadora gráfica.

En una carta, el grupo ecologista del Consejo de París, pidió a las autoridades la gratuidad del servicio en el primer trimestre del año.

Smovengo se adjudicó en mayo del año pasado este contrato estimado en 600 millones de euros y de una duración de 15 años, prometiendo bicicletas más ligeras y una cuota de bicicletas eléctricas.

‘Vélib’ corre el riesgo de perder a sus clientes que podrían optar por nuevos servicios de bicicletas urbanas que han brotado en los últimos meses en la capital francesa, como las bicicletas Govee, que se pueden dejar en cualquier lugar, localizables vía GPS.

AFP

Fotos Reuters

The logo of new Velib' Metropole self-service public bike by the Smovengo are seen on bicycles at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
The logo of new Velib’ Metropole self-service public bike by the Smovengo are seen on bicycles at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
New Velib' Metropole self-service public bikes by the Smovengo are seen at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
New Velib’ Metropole self-service public bikes by the Smovengo are seen at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
The logo of new Velib' Metropole self-service public bike by the Smovengo are seen on bicycles at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
The logo of new Velib’ Metropole self-service public bike by the Smovengo are seen on bicycles at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
New Velib' Metropole self-service public bikes by the Smovengo are seen at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes
New Velib’ Metropole self-service public bikes by the Smovengo are seen at a distribution point in Paris, France January 8, 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes



VPI/LaPatilla

Destacadas