Alexander Guerrero E.: La respuesta al Mago de Oz, el Petro no es una criptomoneda

Ene 11, 2018 9:23 am
Publicado en: Opinión

petro-criptomoneda-venezuela

 

El Gobierno crea una moneda que no es minada, ergo, no es encriptada, es simplemente una moneda paralela desmaterializada, con tecnología para registros de transacciones anónimas, descentralizadas según diseño, coberturas electrónicas necesarias para operaciones denominadas con nombre Petro -seguida de una amplia confusión en la opinión pública, muchos de ellos esperando realmente una moneda encriptada -no dinero estatal- que no podría conocer qué tipo de transacciones incluyendo su legalidad en términos de cumplimiento de legitimación de capitales, crimen tipificado en casi todo el mundo normal.

Con un gobierno cuyas finanzas públicas, incluyendo las de PDVSA con numerosos juicios -unos terminados y decenas de ellos en camino de la justicia por blanqueo de capitales en el mundo-, nos preocupa que nuestro gentilicio siga manchándose por un gobierno forajido con un Estado Fallido en su poder, no quiera aprender la lección y decida continuar el blanqueo de capitales esta vez utilizando la tecnología y plataformas electrónicas para dinero digitalizado  con formas tecnológicas que impidan conocer las operaciones “ilícitas”.

NO queremos moneda publicas estatales, visto lo que el gobierno ha hecho con el bolivar, lo mismo que surgió el asesor de la Republica del Weimar (1923) léase la cita debajo de F Hayek (1978) en su conocido libro, Desnacionalización de las Monedas, Un análisis de la Teoría y Práctica de Monedas competitivas,” privadas desde luego. Continuamos con la cita (Hayek, 1978)  

Qué tipo de milagro pretende el Gobierno, para que Venezuela, un país donde la industria petrolera vive dificultades terminales, que ha perdido en diez años -hasta hoy- más de 1.3 millones barriles diarios sea respaldo de una moneda desmaterializada -PETRO- la cual, mineros, supuestamente contratados por el Gobierno crearían una moneda convertible que pagaría la inversión en el petroleo -que no se ejecutó cuando el petroleo se vendió en $ 100/barril- y así producir ese petroleo que  algún día compraría PETROS? . El presidente llamó al Maravilloso Mago de Oz para exprimir el subsuelo y producir PETROS, no importa que sean de cartón y latón, el Mago de OZ los convertiría en oro y plata, pero lamentablemente cuando el oro y plata abunden y sus precios caigan por ello.

Veamos nuestro entorno e identifiquemos las raíces de esta ruina, políticas destinadas a destrucción sistemática, por consecuencias intencionadas y no intencionadas de la economía privada creadora de riqueza, para. establecer una sociedad servil, en la cual, el individuo, con un salario nacional definido en condiciones de igualdad con el resto, le sirva para sobrevivir veinte y cuatro horas, con la imposibilidad de ahorro y capital, única fuente de la riqueza; la sociedad fundada en el servilismo ante el Estado. En esa dirección hemos avanzado mucho, con el aceleramiento impuesto en 2013, el grado de empobrecimiento ya alcanzó niveles de emergencia humanitaria entre sectores humildes, que prefieren refugiarse en los países vecinos y asegurarse por lo menos un plato de comida.

La agenda nos trajo al cruce de dos grandes crisis, la fiscal, que llamaremos la crisis de pago en la moneda local, el bolívar y una segunda crisis de pagos en la moneda de reserva y pagos externos, el dólar. La primera crisis nos deja una moneda envilecida, destruida en su capacidad de poder de compra, la cual paga hoy apenas una décima de lo que pagaba ayer, la pérdida de poder de compra del bolívar tiene nombre, la hiperinflación.

Este fenómeno generado en la 1era crisis tiene raíces comunes con la 2da crisis, pagos externos, importaciones, deudas (pasivos de todo tipo). La realidad económica y financiera nos muestra la incapacidad de generar liquidez internacional para pagar interés, capital de deuda y como su mercado está controlado desde 2003, no hay liquidez para que el gobierno racione en el mercado cambiario, entonces hay hambre, así de simple, Esas dos crisis tienen remedio, pero pasan por rechazar al gobierno y también a la nomenclatura de la oposición porque sus agendas son ideológicamente cercanas a la del gobierno y no tiene profesión de reformistas. Veinte años de acción política lo muestra.  

La economía del Petro es muy sencilla su futuro depende de si hay o no dólares; si este es el caso, no habrá bolívares dice una muy elemental clase de economía monetaria, o economía a secas, y si no hay bolívares, porque ninguna actividad económica los produce y genera, entonces solo la “última instancia” lo logra. Con las imprentas del Mago de Oz podrá imprimir y digitalizar los bolívares -cuyo poder de compra se pierde por la misma razón, pero ofrecerá medios de pago, lo cuales sin efectivo trae colas de saqueos y racionamiento e hiperinflación. Todos dentro de este último fenómeno, -hiperinflación-   se encargarán de acabar con el país más rápido de lo que el Mago de OZ resuelva entonces.

El problema consiste en algo muy simple, el oro ya no brilla y de suyo como componente de los pagos ya no está, el oro se acabó; sus fuentes para dólares, están agotadas. Ahora alguien le susurró a Maduro -el mono del Mago de Oz- que no importaba que el petróleo no fluyera ni corriera raudo por los tubos; por el contrario, colapse en su carrera hacia el agotamiento vegetativo por falta de inversión. Acotando que si no hay capital -digamos dólares- las inversiones no ocurren y el petróleo en produccion no podrá mantenerse y se agotaría vegetativamente, y llega el default, se tranca el juego financiero y revienta la burbuja que el Gobierno quiere crear con el Petro, le dijeron a Maduro que las reservas le darán los dólares que el petróleo no genera y que no encuentra en oleoductos ni barcos que los transportan a China o USA.

¿Resolverá todo esto el Petro, la moneda paralela que el Gobierno acaba de crear? No amigo, bájese de esa nube, ¿si no hay petroleo para exportar y obtener más oro o dólares como se podrá vender sin haberlo producido y cómo respaldar al Petro? La diferencia entre recurso y commodity es contante y sonante, como recurso su precio valor es cero, así sea reserva probada.

Una criptomoneda puede convertirse en el corto plazo en dinero fiduciario, condición necesaria y suficiente para ser medio de pago y cambio, depósito de valor, y un valor especulativo, la absorción de cada función de éstas en su manera formal estará diluido por el progreso tecnológico,  el caso de decenas de criptomonedas hoy lo prueba, pero su condición para que eso ocurra es una sola, para que sea realmente fiduciaria y goce de la confianza de todos los que están en ese mercado, todos tienen que aceptarla y confiar en ella. El crecimiento de los precios de las cripto, en particular BIT y Repple lo muestran, pero para que ello ocurra, la creación y administración de la criptomoneda no sólo debe ser descentralizada, y para poder serlo, debe ser privada, así como se lee, ¡privada! Mas abajo develo su condición de privada desde la teoría económica.

El Gobierno en autos de ese problema y fiel a su credo ideológico, ordena que sea del Estado y ofrece respaldo en petróleo, y busca mineros a quienes le ofrecen que creen monedas que él les paga con petróleo, la gente piensa en DICOM y no se ofrece, pero en realidad el gobierno no los necesita, pero los quiere subsidiar para crear un monopolio de una supuesta criptomoneda, o de un particular ecosistema promovido porque la fuente de divisas del gobierno se agotó,

La conclusión es simple, si es estatal, pues no será líquida y tan fiduciaria como el bolívar, es decir, el, Petro devaluará porque el déficit fiscal no dejara de crecer y su solvencia sería similar a la del bolívar, porque para que tenga respaldo y la gente crea que es líquida y solvente, ese respaldo tiene que estar producido, por ejemplo, el mismo petróleo, pero como commodity y fungible, ¡no como recurso!

El ensayo PETRO es entonces “dinero” digitalizado estatal que aplica a una moneda paralela que sería creada para un único fin, en la circunstancia de default de hoy, la liquidación de activos financieros -deuda pública y de PDVSA- que el mercado tradicional no quiso comprar, venta de los bonos en dólares emitidos por PDVSA y la República que reposan en los balances del BCV, banca pública, Tesoro y Pdvsa, su fiduciariedad será la misma que hoy tiene el bolívar, y si el PETRO es eso, tendríamos en semanas una Petro-hiperinflación similar a la del bolívar, monedas o dinero hiperinflacionado que no tiene y pierde continuamente poder de compra.

Petroleo en el subsuelo y aun en reserva probada tiene precio de cero dólares ($0), solo tendrá precio una vez que transite de calidad de recurso natural a calidad de commodity, lo cual es generado cuando las reservas estan en producción. Petróleo en reservas o subsuelo certificado sin la categoría de probada en producción no tiene valor de mercado; tiene que producirse. En otras palabras, para que el petróleo se convierta en un activo “contante y sonante” y actuar como colateral, o respaldo, debe salir del subsuelo de reserva y convertirse en commodity fungible, listo para el mercado.

Esta desviación se convierte en el circulo vicioso del PETRO. Los dólares que se cambiarían por el Petro, según ese diseño, -negado por la AN- serían los que necesitaría para producir las reservas para poder respaldar esa moneda que denomino paralela, para comodidad del aprendizaje de lo que haría una moneda puesta en circulación, para operaciones de pago en específico inclusive transacciones financieras.  

Petro no califica para ser una moneda encriptada; en consecuencia, no se crea minando, este hecho derrumba toda la formulación del ecosistema con una hipotética moneda encriptada que no es creada por mineros. Lo cual crea una asomaba rosa y extravagante contradicción porque no es encriptada es su publica, no es privada.

Acá no debe existir ambigüedades conceptuales, cuando se argumenta que su tecnología es el uso de los “distributor líder, o blog chinas. Pero no todo termina allí, porque una moneda desmaterializada, como sería el PETRO así mismo con características de moneda paralela dado que no será encriptada, por no ser privada sino estatal, aunque también fiduciaria, trae serias implicaciones económicas. Como no es privada sino depende de recursos naturales, cualquiera que sea su morfología, estaría sujeto a presión inflacionaria en el momento en que el precio del petroleo, que es un factor de su eventual respaldo caiga, por razones de oferta y pérdida de competitividad, similares a las del 2014 cuando cayó en 50% el precio del petroleo, empeorando aún más las astringentes condiciones de pago de PDVSA y la República.

Finalmente resumimos en dos condiciones, una el concepto criptomoneda emerge del mercado natural en propiedad privada, no hay tragedia de los comunes. Las monedas estatales pueden desmaterializarse x razones d costos y pueden usar tecnología “distributor líder” blockchain…. para crear condiciones de seguridad en el mercado online e-comerce; pero no puede encriptarse porque esta es coditio sine qua non que emerge en un mercado privado; el encriptamiento cumple dos condiciones, seguridad y respeto de las reglas por parte de cada consumidor.

En ese sentido, la 2da condición es que la moneda de curso legal desmaterializada/digitalizada por la autoridad que la rige, sea o no Banco Central (Estado) tiene condición de última instancia, bombero monetario que define su condición de señoreaje, esa moneda es materialmente un pasivo del Banco Central (Estado) y por ello no podrá encriptarse, es tecnológica y económicamente imposible.

Un adendum de esta condición de la moneda FIAT con poder de señoreaje del Banco Central (Estado) es que la decisión de expandir su volumen circulante es política (fiscal) -acá esta la madre de la (hiper)inflación- y discrecional del banco central por razones fiscales.  Por el contrario, la criptomoneda se expande aleatoriamente en el mercado minado al ritmo de la oferta y la demanda, no hay expansión “monetaria” discrecional, es privada, un fenómeno que ya discutió Hayek en 1978 cuando planteó la desnacionalización de las monedas y que los pagos, así como resto de caracterizaciones de una moneda, era el correspondiente monetario libre mercado, similar al de los bienes.

Así llegamos y concluimos sobre el core de su problema, el cual además del “intención” del encriptamiento de ciertas operaciones, no transfiere el campo de ser o no encriptado, sino los severos problemas que tiene el gobierno en términos de liquidez internacional, precisamente en el petróleo, por pérdida de producción – proceso que será indetenible por desinversión continua y la cual no hay manera de detenerla- y por bajos precios y elevados costos, pero además, por destrucción de la economía privada, en consecuencia, la balanza de pagos está condenada a un infinito periodo de crisis, es decir, pasivos e importaciones no podrían ser financiados, el balance de este desastres se puede ver en las calles en el crecimiento voraz del empobrecimiento -lee pobreza.

En otras palabras, el problema del gobierno por carecer de liquidez internacional en un país en el cual se determinó políticamente destruir exportaciones petroleras y no petroleras con el objetivo político de controlar social y políticamente al ciudadano, no tiene remedio, ni lo solucionara el Maravilloso Mago de Oz de la historieta juvenil americana, la historia del populismo gringo hacia finales del siglo XIX donde los políticos peleaban para detener el “debasement” del oro y la plata como metal del dólar, su respaldo.

 




VPI/LaPatilla

Destacadas