El desincronizado tango petrolero entre Irán y Arabia Saudita

Mar 13, 2018 12:27 pm
Publicado en: Actualidad, Economía

Tango

 

El mercado ha comenzado a percibir algunas señales que generan algunas dudas y muchas interrogantes con relación a los precios a finales del 2018 y para el 2019.

Por Horacio Medina @unape


Ha emergido una discrepancia entre Irán y Arabia Saudita sobre qué hacer después con el acuerdo de la OPEP. Esta discrepancia puede sembrar las semillas para la desaparición del acuerdo para el próximo año.

La diferencia de criterio se basa exactamente a qué precio debería apuntar la OPEP. El ministro de Petróleo de Irán ha dicho que el grupo no debería presionar de manera intensa porque probablemente provocaría una respuesta de producción aún mayor por parte de los productores de petróleo no convencional.

El ministro Bijan Zanganeh considera uqe el precio debería mantenerse para el Brent fluctuando entre 60 y 65 $/B.


Mientras tanto, Arabia Saudita, que tiene requisitos presupuestarios mucho más altos y una necesidad desesperada de elevar los precios del petróleo para impulsar la valoración de la oferta pública inicial de Saudi Aramco y apunta a un precio por encima de 70 $/B para el Brent, según ha dejado ver el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, quien además, ha rechazado reiteradamente las preocupaciones sobre un crecimiento mayor en la producción de crudo no convencional en EEUU.

Si a esto le sumamos las expectativas de Irán de aumentar de manera importante su volumen de producción a mediano plazo, tendremos que concluir que los objetivos de Irán sobre la política petrolera están comenzando a desviarse de manera importante de los objetivos de Arabia Saudita.

Sin duda, podríamos decir que paradójicamente se produce un cambio de roles entre ambos países, políticamente enfrentados. Cuando Irán estaba bajo sanciones, necesitaba urgentemente ingresos, por lo que presionó repetidamente a la OPEP para que los precios más altos fueran una prioridad. Arabia Saudita, por otro lado, quería una mayor producción para mantener la participación en el mercado.


Lo reseñado, sobre Irán y Arabia Saudita, también podría comenzar a socavar la cohesión dentro de la OPEP, ya que algunos miembros comienzan a presionar por la salida del acuerdo de recorte de producción.

Creemos que es muy probable que el convenio, cese. Sin embargo, tengamos en cuenta que este acuerdo todavía estará oficialmente vigente, durante 2018, pero una vez que lleguemos al 2019 la probabilidad que veamos algún tipo de acuerdo, será muy baja.

Por último, siempre estará presente la incógnita de Rusia, mantenerla a bordo del convenio de OPEP colaborando, siempre es un reto, ya que Rusia solo participará si le conviene y, en algún momento, Rusia podría entrar en conflicto con la OPEP.


Mundial Rusia 2018

VPI/LaPatilla

Destacadas