Argus Capital: Socios rusos y chinos presionan para cambiar al presidente de Pdvsa por incompetente

Abr 11, 2018 9:23 pm
Publicado en: Destacados, Economía
General Manuel Quevedo, presidente de Pdvsa junto al "presidente honorario" de Pdvsa, Alí Rodríguez / Foto @pdvsa
General Manuel Quevedo, presidente de Pdvsa junto al “presidente honorario” de Pdvsa, Alí Rodríguez / Foto @pdvsa

 

Compañías petroleras extranjeras con intereses en Venezuela recomiendan silenciosamente al presidente Nicolás Maduro reemplazar al mayor general de la GNB Manuel Quevedo, ministro de Energía y presidente de Pdvsa, al considerarlo un inexperto en el ámbito petrolero.

Por: Argus Capital
Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Múltiples ejecutivos petroleros extranjeros en Venezuela, diplomáticos y un funcionario del palacio presidencial dicen que Manuel Quevedo necesita ser reemplazado por alguien calificado profesionalmente para “resucitar” la industria petrolera paralizada y enfrentar el crimen desbocado en sus instalaciones.

Los mayores socios de riesgo compartido de Pdvsa liderados por la estatal rusa Rosneft y la estatal china CNPC también están presionando para el nombramiento de una junta directiva de la empresa venezolana con experiencia en gestión petrolera y la autoridad para tomar decisiones ejecutivas.

“Los rusos y los chinos han advertido al presidente Maduro que el general Quevedo y toda la junta directiva de Pdvsa son incompetentes y deben ser reemplazados por verdaderos ejecutivos, si la industria petrolera venezolana tiene alguna posibilidad de recuperación”, dijo un funcionario del palacio a Argus.

Maduro nombró a Quevedo para los puestos estratégicos conjuntos en noviembre de 2017, junto con una nueva junta directiva, después de que el entonces ministro de energía Eulogio Del Pino y el presidente ejecutivo Nelson Martínez, dos veteranos de la industria, fueran despedidos y posteriormente encarcelados por cargos de corrupción.

Más de 80 altos ejecutivos de Pdvsa han sido encarcelados por cargos de corrupción desde agosto de 2017 al actuar Tarek William Saab, fiscal general designado por la Constituyente cubana. Los críticos dicen que la represión equivale a la aplicación selectiva en un entorno políticamente cargado.

Ni Quevedo ni los directores de la junta directiva de Pdvsa tienen experiencia en la industria petrolera, pero se los considera leales a Maduro y a Cilia Flores.

Maduro encargó a Quevedo que elevara la producción de crudo de Venezuela en más de 1mn de b/d en un año. En cambio, durante los primeros cuatro meses de Quevedo la producción de crudo se redujo en 327,000 b/d, de 1.837 millones de b/d en noviembre de 2017 a 1,51 millones b/d en marzo de 2018, según funcionarios de Pdvsa y cifras mensuales comunicadas directamente a la OPEP por el ministerio de energía.

La incapacidad de Quevedo para controlar el declive de la producción de crudo en Venezuela ha dañado su posición con Maduro y ha generado un profundo descontento dentro de Pdvsa. Pero hasta ahora no hay un claro sucesor potencial porque las manos experimentadas restantes están en la cárcel o han huido de Venezuela.

Una depuración política interna iniciada por Quevedo en diciembre, junto con el arresto de docenas de altos ejecutivos petroleros por cargos de corrupción, provocó una avalancha de dimisiones de Pdvsa, mientras trabajadores calificados y gerentes huyen de la persecución política y la caída de los salarios por la hiperinflación y una moneda nacional devaluada.

Más de 10 mil trabajadores de Pdvsa han abandonado la empresa desde noviembre de 2017, según la federación de sindicatos petroleros (FUTPV).

La gestión de Pdvsa “se ha vuelto disfuncional bajo Quevedo”, dijo un funcionario extranjero.

“La producción continúa cayendo, los mejores trabajadores de PdV abandonan la industria, las deudas no se pagan, la violencia criminal y los robos en los campos petroleros están fuera de control; y nadie toma ninguna decisión sobre nada”.

“Tuvimos algunas dificultades para trabajar con Del Pino y Martínez, quienes el año pasado parecían estar bajo restricciones políticas impuestas por Miraflores (palacio presidencial). Pero Quevedo y la nueva junta han sido un desastre para nuestras operaciones con PdV”, dijo otro funcionario extranjero.

Dicha crítica se repite ampliamente. “La producción continúa cayendo porque todo está paralizado”, dijo un funcionario de otra compañía petrolera. “Quevedo tiene muchas reuniones, pero nada está decidido”, dijo un segundo.

La seguridad es otra preocupación creciente en la pequeña comunidad de ejecutivos petroleros extranjeros. Los socios rusos y chinos de Pdvsa están presionando al gobierno de Maduro mediante sus respectivas misiones diplomáticas en Caracas para implementar medidas para sofocar la violencia generalizada que afecta sus intereses y ciudadanos en los campos petrolíferos y las ciudades de Venezuela.

“Los rusos y los chinos vienen de países donde la violencia siempre ha sido controlada estrictamente por el estado”, dijo un funcionario del ministerio de Defensa, reconociendo que el gobierno no ha logrado detener el crimen violento en los campos petrolíferos a pesar de una mayor presencia militar. “No soportan bien los niveles de crímenes violentos que se observan en Venezuela”.

Los campos petrolíferos de Venezuela y las instalaciones relacionadas son atacadas casi todas las noches por bandas de ladrones organizados, muchos de los cuales realizan trabajos diurnos con Pdvsa, que roban todo lo que pueden llevar: incluidos cables, compresores, generadores, bombas y tubos de petróleo. “En algunas áreas, pululan como hormigas después del atardecer”, dijo un funcionario extranjero.

Los socios extranjeros en joint venture de Pdvsa también se preocupan de que los crímenes violentos escalarán rápidamente después de las elecciones presidenciales del 20 de mayo, a medida que empeora la crisis humanitaria en Venezuela.

“Creemos que Maduro será declarado ganador, pero la permanencia de Maduro en el poder después del 20 de mayo será incierta porque su gobierno será visto internacionalmente como ilegítimo”, dijo un diplomático extranjero.

Como resultado, la situación post-electoral del gobierno de Maduro podría volverse insostenible, ya que es muy poco probable que nadie, incluidos Rusia y China, esté dispuesto a financiar el gobierno y a Pdvsa, agregó el diplomático.

El Ministerio de Energía de Venezuela y Pdvsa rechazaron hacer comentarios.

Argus




VPI/LaPatilla

Destacadas