Mal de Chagas puede confundirse con gripe común

Abr 11, 2018 7:06 am
Publicado en: Actualidad, Nacionales, Salud
Foto: laverdaddevargas.com
Foto: laverdaddevargas.com

El chipo es un insecto pequeñito y, para quienes no lo conozcan, puede parecer inofensivo. Por su forma y tamaño tiende a ser confundido con el chinche, ya que ambos pertenecen al mismo grupo familiar de los Reduviidae del orden Heteroptera/Hemiptera, según El Universal.

Pero, el manejo del chipo por parte de los seres humanos es mucho más delicado por las consecuencias que su forma incorrecta trae,  siendo la infección por el parásito protozoo Trypanosoma cruzi lo más grave.

Es entonces cuando la posibilidad de desarrollar la enfermedad de Chagas se produce.

Este padecimiento es potencialmente mortal, causada por el mencionado parásito que se esconde en los intestinos del chipo, de ahí la primera precaución que debe tenerse en cuenta cuando se encuentre con uno de ellos: no debe pisarlo o aplastarlo, ya que lejos de matar los parásitos lo que hará será ayudarlos a dispersarlos por todo el área, aumentando con ello las posibilidades de infectarse con el también conocido como mal de Chagas.

La enfermedad se transmite a los seres humanos principalmente de dos maneras: por picadura del chipo con el parásito T. cruzi o por vía oral, luego de haber entrado en contacto con las heces u orina de este.

“La vía habitual de transmisión es por la picadura del chipo, entonces la gente se rasca por la picazón que le produce y por ahí se extiende y entran los parásitos al cuerpo humano”, explica Luis Echezuría Marval, médico pediatra epidemiólogo, profesor titular de la Facultad de Medicina de la UCV.

De la segunda manera, los excrementos del animal pueden haber contaminado cualquier alimento u objeto que la persona se lleve a la boca.

Muy importante:

Según la OMS, en menos del 50% de las personas picadas por un triatomíneo, un signo inicial característico puede ser una lesión cutánea o una hinchazón amoratada de un párpado.

Entre los síntomas más usuales que manifiestan las personas infectadas están, fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o torácico.

Después de la fase aguda, la enfermedad entra en remisión. Es posible que no se presente ningún otro síntoma durante muchos años.

La estadística señala que de 10 casos de personas infectadas por el parásito aproximadamente 7 no desarrollan la enfermedad.

Quienes desarrollan la enfermedad pueden presentar problemas de corazón (3 de cada 10 personas) y en el aparato digestivo (1 o 2 personas de cada 10).

Otras complicaciones que presenta la enfermedad de Chagas son el agrandamiento del colon, el agrandamiento del esófago con dificultad para deglutir y la desnutrición.

Siga leyendo en El Universal




VPI/LaPatilla

Destacadas