Fiscal General advierte que si atentan contra el país, se conseguirán un Estado cohesionado

Foto: Archivo

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, anunció que el Ministerio Público tomará todas las medidas necesarias para castigar y sancionar a aquellos sectores de la población que pretendan desestabilizar al país, pero siempre apegándose a los establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

La información la dio a conocer en el programa radial “En Sintonía con el Ministerio Público”, cuando hizo mención a la conmemoración de la gesta del 23 de enero de 1958 y reiteró que no se puede hablar de esta fecha sin mirar su trasfondo histórico.

Respecto a presuntos planes desestabilizadores, Ortega Díaz aprovechó para hacer un llamado a la población y a las instituciones del Estado, a que estén alertas.

La Fiscal General advirtió que quien intente atentar contra el país, se conseguirá con un Estado cohesionado que no permitirá que la paz y tranquilidad de la que disfrutan los venezolanos se vea alterada.

Cuestionó a aquellos sectores del país que actualmente irrespetan a las autoridades, a los representantes de las instituciones y al pueblo venezolano, a través de constantes amenazas.

Ejemplo de ello, es el plan de atentar contra la integridad física del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello Rondón; y del vicepresidente ejecutivo de la República, Nicolás Maduro Moros, por lo que el Ministerio Público designó al fiscal 19° nacional, Jairzinho Orea, para investigar estos hechos.

Recalcó que hay un minúsculo sector de la sociedad que pareciera que quieren que Venezuela vuelva a esa época de torturas, desapariciones y violación de los derechos humanos que se vivieron desde 1958 a 1998.

Esperanza frustrada

Por otra parte, se refirió a la caída de la dictadura perejimenista y la celebración popular que hubo el 23 de enero de 1958, cuando el pueblo venezolano pensó que por fin se tendría una verdadera democracia.

“Lamentablemente después de tan importante fecha, se instauró una tiranía que llenó de luto la patria de Bolívar, así como de represión al pueblo, en el que se vio frustrada su esperanza”, manifestó.

Ortega Díaz destacó que a partir de entonces y hasta 1998, surgió una categoría histórica denominada “cuarta República”, en la que hubo confrontación política con torturas, persecuciones, desapariciones y homicidios, en vez de subsanarse esas diferencias a través del debate de ideas y el verdadero diálogo como se hace en la Venezuela actual.

De tal manera, agregó que para esa época la disidencia política y la protesta popular eran considerados crímenes, creándose un conjunto exculpatorio dentro del marco del estado de derecho, con un discurso justificativo por parte de los torturadores y demás responsables, quienes estaban ubicados en altos cargos del Gobierno.

Refirió que el 23 de enero de 1958, quisieron convertirse en únicos protagonistas los representantes de determinados partidos, cuando en realidad esa fecha histórica fue producto de la conjunción de diversos factores, personalidades y, sobre todo, del sentimiento de un pueblo.

Sin embargo, la Fiscal General hizo hincapié que al transcurrir de unos días de esa memorable fecha: “ese sentimiento de pueblo fue segregado, marginado y traicionado”.

Agregó que uno de los factores fundamentales de éxito de esa fecha fue la unión de los sectores de la población con un único propósito: “derrotar la dictadura y asumir un sistema democrático”.

La máxima representante del Ministerio Público dijo que el espíritu de esa fecha resurgió en 1998 y en 1999 con ese proceso constituyente originario, de características inéditas, en el que participó el pueblo para consagrar una democracia protagónica y participativa.

Finalmente, hizo una invitación para que el pueblo venezolano asista el próximo 05 de febrero a la Asamblea Nacional, donde serán entregados los restos de Noel Rodríguez a sus familiares.