Así se disfrazaba Ly Jonaitis (foto)

La talentosa actriz, modelo y animadora de la emisión meridiana de “Lo Actual”, Ly Jonaitis, pasará estos carnavales trabajando para llevar a todos los venezolanos las noticias más destacadas del mundo del arte y el espectáculo. “Estos carnavales vamos a estar como siempre llevándole la mejor información a nuestros amigos actuales” comenta Jonaitis.

Redacción/ Televen

¿Qué planes tienes para estos carnavales?
Bueno, estos carnavales trabajar, vamos a estar como siempre llevándole la mejor información a nuestros amigos actuales. El día lunes, vamos a tener todos los detalles de los Grammys que son el día anterior, así que vamos a estar informando a nuestros seguidores.

¿En carnavales prefieres viajar a la playa a la montaña o quedarte en casa?
Cuando no tengo que trabajar, aprovecho el tiempo al máximo para estar con mi familia, sea en donde sea. Si tengo que elegir yo el lugar siempre me voy por la playa, porque siento que el mar me relaja muchísimo, el sonido me encanta, soy fanática del sol y creo que es una buena oportunidad para compartir con la familia, con los amigos y para descansar muchísimo, porque eso sí, la playa me carga las pilas, llego con toda la buena energía después a trabajar.

¿Cuáles han sido tus mejores carnavales?
Los mejores que recuerdo, son los de mi infancia, yo recuerdo siempre irme a Boconó, Estado Trujillo y recuerdo que en aquella época las comparsas eran maravillosas, entonces disfrutábamos muchísimo estar allá, además el clima es súper rico, compartíamos en familia. Mi familia principal es muy pequeña porque soy hija única, entonces cuando nos íbamos para allá, íbamos todos los primos y entonces era un bochinche total y creo que esos carnavales son unos de los mejores recuerdos de mi infancia.

¿Alguna vez fuiste rey o reina de carnaval?
Sí, siempre. Desde preescolar siempre me elegían como reina de carnavales y mi mamá tenía que correr a buscarme los disfraces, hilar los disfraces, mi papá me hacía una carroza y me paseaba para llegar al colegio ¡me encantaba! Me encantaba maquillarme, ponerme tacones, que mi mamá me peinara, me fascinaba, era súper coqueta desde chiquita.

¿Cuál fue tu disfraz favorito en la infancia?
Una vez mi mama me disfrazó de Mi Bella Genio. En esa época me encantaba Mi Bella Genio. También me acuerdo que me disfrazaron de Caperucita Roja, de princesa, como que de todos esos cuentos de hadas de cuando uno va creciendo, ¡creo que los cumplí todos! (risas).

¿Cuál fue el peor disfraz que te tuviste que poner?
Una vez, yo creo que mi mamá no tenía nada que ponerme y me disfrazó de loquita, según ella, entonces me hizo unas trenzas en todo el cabello y me lo soltó al día siguiente me puso una ropa toda rota y me disfrazó de loquita pues, y todo el mundo se me quedaba viendo y me decían “¿tú no te disfrazaste?” Y lloré mucho porque nadie entendía mi disfraz.

¿El disfraz que nunca te compraron?
No, yo creo que cumplí todos los deseos que tuve, por lo menos en mi infancia. Ahorita si me gustaría disfrazarme de muchas cosas pero creo que no podría (risas). Creo que de negrita nunca me disfracé, me hubiese gustado.

¿El disfraz que quisieras usar pero que jamás te atreverías a ponerte?
Bueno nada que tenga que ver con body paint porque he visto unos disfraces espectaculares que son muy artísticos pero yo soy muy conservadora y se lo dejo a otras personas que les guste enseñar un poquito más (risas).

¿La travesura más descabellada que hayas hecho en carnavales fue?
Siempre como era hija única aprovechaba para compartir con mis amiguitos en el colegio, era muy tremenda, preparábamos bombas llenas de pintura, huevos pasados y se los tirábamos a la gente, correteábamos a todos los niños en el colegio con pistolas de agua. Fue muy divertido. En mi casa si me portaba como un angelito, pero en el colegio era un desastre (risas).

¿Alguna vez te echaron huevo en carnavales?
Una vez estaba yo de reina ya vestida para salir de mi casa y un muchacho al que yo le había lanzado una bomba, llegó a mi casa y me decía: “no te voy a lanzar nada” y me lanzó un huevo podrido y todo el vestido nuevo, mi mamá tuvo que lavarlo y bañarme para poder otra vez arreglarme, por supuesto llegué tarde al colegio. (Risas)

¿Alguna vez estuviste en una guerra de bombas?
Sí ¡pero por supuesto! y salía con un brazo morado, y toda moreteada y llegaba a la casa y mi mama no entendía qué pasaba. Yo creo que eso es lo que más uno recuerda, la infancia pero ya a estas alturas creo que no nos podemos poner en eso. Creo que eso hay que incentivarlo para que los padres sigan con esa tradición, para que los niños disfruten sanamente, con responsabilidad pero que lo disfruten, porque después es cuando creces eso es lo que te va a quedar guardado en la memoria.

¿Eres de las que hacen bromas pesadas en carnavales?
Yo no, pero de pequeña si fui muy tremenda. Yo creo que ya he venido madurando.
Una vez en el colegio echamos peos líquidos y pusimos bombas con pintura en los pupitres, para que cuando se sentaran se explotaran, ¡hicimos desastres de verdad!

Si te invito a una fiesta hoy… ¿De qué te disfrazarías?
Me disfrazaría de princesa, que ese es mi sueño frustrado o de algún cuento de hadas, de Blanca Nieves de Rapunzel, yo soy de esas que todavía tienen esa cosita de niño y me encanta.

Un disfraz que jamás te pondrías
Algo que sea maquiavélico, algo que vaya en contra de mis principios o algo que sea alusivo a la muerte porque soy cristiana y yo no celebro Halloween, entonces creo que no me pondría algo que atente contra las cosas que creo o que vaya en contra de mi religión.