Licorerías abarrotadas tras fin de Ley Seca

(Foto Archivo)

El luto por la muerte del presidente Hugo Chávez terminó, y con este la prohibición de ventas y expendio de bebidas alcohólicas. Ayer desde tempranas horas de la mañana las tascas, depósitos y licorerías abrieron sus puertas y encendieron sus avisos. Los marabinos no esperaron, a las 10.00 de la mañana ya había entre tres y cuatro personas en cola. Santa Lucía no fue la excepción, los vecinos se instalaron en las plazoletas del sector con botellas y bolsas de hielo. El ambiente se asemejaba a la época decembrina. Lo cierto es que festejaban que la extensión de la ley seca había terminado.

José Briceño trabaja en un bodegón ubicado en Doctor Portillo. A las 11.00 de la mañana ya el establecimiento estaba abierto. Afuera se observaban decenas de vacíos de cervezas. El empleado explicó que la medida, que se extendió por 12 días, causó pérdidas millonarias. Sólo en su almacén el monto alcanzó los 200 mil bolívares. La cifra corresponde al pago de alquiler, nómina y saldos pendientes con los distribuidores. Aseguró que para recuperarse deben esperar unos meses.

La medida comenzó el 5 de marzo con el fallecimiento del presidente Hugo Chávez y culminaría originalmente el día 12, tras cumplirse una semana de luto nacional. Pero Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia, la prorrogó hasta ayer 16 de marzo, hasta las 6.00 de la mañana. Aseguró que con la medida se buscaba garantizar la integridad física de los ciudadanos y mantener el orden interno durante el desarrollo de las exequias del mandatario fallecido.

Más información en el diario La Verdad.