Homicidio-suicidio en instalación petrolera de Cabimas

En los talleres centrales de Pdvsa ubicados en La Salina, en Cabimas, hay conmoción porque la mañana de este viernes, dos de sus trabajadores protagonizaron un triste final: Evert Hernández, presuntamente le disparó a Henry González, supervisor del área de Protección y Control de Pérdidas (PCP), y luego se suicidó, informa Panorama.

Según el testimonio de algunas personas presentes en esas instalaciones petroleras, Hernández, quien era laborista (área de depósito) observó cuando González circulaba en un Jeep de la empresa.

“Evert le hizo señas con la mano para que se detuviera, pero Henry observó que estaba armado. En un segundo intento por acercarsele, fue hasta el Jeep por la puerta del conductor, trató de abrirla pero Henry la cerró, entonces Evert dio la vuelta, abrió por el lado del copiloto y le disparó”, contó una fuente extraoficial.

“Después de eso salió corriendo, llegó a su oficina, gritó a todos que se salieran. Luego se escuchó un disparo y cuando fueron a ver se dieron cuenta que se había suicidado”, añadió.

Los dos trabajadores tenían aparentemente una rencilla desde hace cuatro meses, cuando presuntamente González denunció a Hernández por el robo de un material petrolero.