Matan a segundo reo escapado de El Dorado


Ayer al mediodía fue abatido Ender Elier Fernández de Santiago, uno de los tres reclusos que continuaban en libertad después de evadirse el domingo, junto a otros tres compinches, del Centro Penitenciario de Oriente, también llamado cárcel de El Dorado, informa Correo del Caroní.

Germán Dam V.
[email protected]

Este joven -condenado en 2011 a 10 años de cárcel por el Tribunal 3º de Control de Barinas por ocultamiento de droga, porte ilícito de arma de fuego, resistencia a la autoridad y desvalijamiento de vehículos- hizo frente a las comisiones con pistola calibre .45 mm con tres cargadores.

Se pudo conocer que el enfrentamiento ocurrió selva adentro y que intercambió disparos con efectivos de la 2ª Compañía del Destacamento de Fronteras Nº 85 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Este es el segundo de los fugados que es abatido.

El primero fue Jairo Beltrán Bolívar León, condenado en noviembre de 2012 por el Tribunal 3º de Control de Monagas a 8 años de prisión por robo agravado y porte ilícito de arma de fuego. Su familia comentó que desde los 17 años tuvo problemas con la justicia.

En octubre pasado salió del Internado Judicial de Monagas, conocido como La Pica, tras cumplir los 10 años de cárcel que le impuso el Tribunal 1º de Control de Monagas por robo agravado y porte ilícito. “Al mes robó a unos chinos y volvió a caer preso”, dijo su cuñada.

Segunda versión de la fuga
Otra versión sobre lo ocurrido este domingo en el Centro Penitenciario de Oriente, también llamado cárcel de El Dorado, fue revelada este martes por familiares del recluso abatido durante el despliegue militar realizado en el pueblo de El Dorado horas después de la fuga de seis reclusos.

“Esa mañana él llamó a todos sus hermanos y prácticamente se despidió de ellos. También llamó a una mujer que tenía en el pueblo y le pidió que le llevara ropa… luego, durante la visita, le contó que ya había hecho arreglos para escaparse”, relató una cuñada de Jairo Beltrán.

Indicó además que la evasión se efectuó después que los secuestradores de Simplicio Hernández, padre de la gobernadora de Delta Amacuro, pagaran más de 100 mil bolívares a militares del Destacamento de Fronteras Nº 85 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Sin versión oficialTranscurridas 48 horas de la fuga de seis internos de la cárcel de El Dorado, aún no ha habido pronunciamiento oficial por parte de las autoridades del estado Bolívar o del Ministerio de Servicios Penitenciarios. Sin embargo, contrario a lo afirmado por la familia de Jairo Beltrán, fuentes vinculadas al caso aseguraron que sí fueron robados tres fusiles AK-103.

“El domingo lograron recuperarse dos de los fusiles y hoy (martes) fue recuperado el que faltaba. Ahora sólo falta darle captura a Chipilo y Camilo, que son los dos evadidos que quedan en libertad. Les estamos pisando los talones”, indicó un castrense que participa en las labores de búsqueda.

“Ellos pagaron a los guardias y salieron por la puerta grande. Ellos no desarmaron a nadie, ellos salieron de El Dorado en un carro blanco cuando la visita se retiraba (…) tenemos un video que muestra cuando se fugaron y ahí no hubo violencia”, aseguró la mujer.

Agregó que el tiroteo ocurrió después de la fuga, cuando fueron descubiertos en una alcabala militar cercana al pueblo minero, y que los evadidos se enfrentaron a los castrenses con pistolas y no con fusiles. “Eso lo dicen ellos porque están metidos en peo”, señaló.

Los recapturados
Trascendió que los reclusos recapturados fueron Daez Alexander Naranjo Alcalá, mejor conocido como el Dae, y Dennys Alexander Cedeño Rodríguez. Su aprehensión ocurrió a las pocas horas de haberse evadido de El Dorado con otros cuatro sujetos.

El Dae fue condenado a 20 años de cárcel en julio de 2012. El Tribunal 5º de Control de Ciudad Guayana lo halló culpable de los delitos de homicidio calificado y usurpación de identidad. Este sujeto fue acusado por cuatro asesinatos ocurridos entre 2008 y 2009.

Además de la condena, Daez Alexander actualmente está siendo enjuiciado por el Tribunal 4º de Control de Monagas por el delito de robo agravado, agavillamiento, ocultamiento de arma de fuego y coautor en el homicidio de Jackson Catalán, ocurrido en 2001 en Caripito, estado Monagas.

Por otra parte, Dennys Alexander fue condenado a 12 años de cárcel por el delito de robo agravado. El Tribunal 1º de Juicio de Cojedes lo condenó el 25 de junio de 2002 y posteriormente descubrieron que el Tribunal 4º de Control de Miranda lo requiere por robo por grupo armado.

Hasta el cierre de esta edición se desconocía el paradero de Luis Roberto Acosta, alias Chipilo, y Mario Liber Cardozo, alias Camilo, privados de libertad por el Tribunal 3º de Delta Amacuro por el secuestro de Simplicio Hernández, padre de la gobernadora de esa entidad.