Que nadie se rinda por @jorgebarrosod

JorgeBarrosoThumbnail

Nos viene un 2015 muy duro, por no decir catastrófico. Y no lo digo yo. Se siente en el bolsillo de cada uno de los venezolanos. Se ve en los anaqueles de las farmacias y supermercados, e intenta esconderse detrás de un discurso plagado de mentiras, pero sobre todo de mucho odio y conflictividad.

Estamos mal como país y los cabecillas de la Revolución no hayan como taparlo. Por eso persiguen, hostigan y amenazan a quienes los adversamos.

Creen que encarcelando a la disidencia distraerán la atención de los problemas económicos, políticos, sociales y de inseguridad que hunden al país, pero la realidad es que de este lado del tablero hay una oposición que sigue jugando a la democracia, pese a las adversidades.

Encarcelaron a Leopoldo López, a los alcaldes Ceballos, Scarano y a un grupo de estudiantes, pero no lograron callarlos. Ahora van por María Corina Machado y Juan Carlos Caldera, y nos preguntamos ¿cuál es el miedo Presidente?

¿Por qué en vez de seguir acosando a quienes lo adversan, no termina de ponerse los pantalones para sacar a Venezuela de este abismo que nos convierte en el segundo país más violento del mundo, y en la nación con mayores probabilidades de retroceso económico de Latinoamérica en 2015?

El verdadero magnicidio lo está cometiendo usted contra Venezuela, señor Maduro. El país está más pobre que nunca, se está desangrando en cámara rápida, y no está haciendo absolutamente nada para detenerlo.

La supuesta corrupción por la que el Tribunal Supremo declaró procedente el antejuicio de mérito contra Juan Carlos Caldera, no es más que una proyección de las irregularidades administrativas que se cometen desde su Gobierno, y usted lo sabe. Los casos de tráfico de influencia, malversación de fondos y uso indebido de bienes públicos documentados desde la llegada al poder de la llamada “Revolución bonita” no caben en una página, y eso también es de su conocimiento.

La lista es larga, y para no achacarle los casos cometidos por su antecesor, le resumo:

1.    El viajecito del Ministro Jaua a Brasil, con familia incluida, en avioneta de PDVSA.

2.    Las famosas “empresas de maletín”, investigadas por el desfalco de las divisas recibidas a través de CADIVI y el SITME.

3.    El escándalo de corrupción en Argentina, relacionado con la venta a sobreprecio de arroz a Venezuela, en el cual está involucrada María Gabriela Chávez.

Estos son solo 3 de los hechos de corrupción que han salido a la luz pública, pero que han sido engavetados ante la mirada cómplice del Poder Moral venezolano. Hechos que tarde o temprano se encontrarán con una justicia independiente, comprometida con las leyes y la Constitución.

Hacia allá vamos. Con la vista puesta en las elecciones parlamentarias de 2015, hacia la reinstitucionalización de Venezuela, el rescate de la moral, de la justicia y de la credibilidad de los poderes del Estado. Juntos. Unidos por el cambio. Indetenibles e indoblegables. Que nadie se rinda.

¡Por Venezuela vale la pena seguir luchando!