Juicio a la noticia: Te puedes morir por falta de atención aún teniendo seguro

thumbnailAngelMonagasPido disculpas a mis lectores pero estoy obligado a hacer la siguiente denuncia: Esto le pasó el sábado 21 pasado, como a las 5 de la tarde a mi esposa. Fue con mi hijo a la clínica de Ojos  en Maracaibo por un problema de un objeto extraño que el sentía y tenía mucho dolor y la doctora que estaba allí, no lo atendió porque solo ATENDIAN con pago en efectivo: 3 mil bolívares. No aceptaban seguro, ni debito ni crédito. Le dijo mi esposa que le daba un cheque y ella dijo que no, que fuera a buscar efectivo y después viniera porque le han pagado con cheques que rebotan. No hubo forma de convencer a la doctora para que atendiera de emergencia a mi hijo. Lo más doloroso y que por supuesto nos da más rabia, es que mi hijo le lloro a la doctora para que le examinara el ojo porque le dolía mucho y esta se negó rotundamente. Gracias a Dios pude ir a otra clínica y resolver y mi hijo no tenía mayor cosa. ¿Pero si hubiese sido más grave? Si quiere que nos demanden, me encantaría. He tratado infructuosamente de comunicarme con el defensor del pueblo José Farías y ha sido imposible.

Esto que me paso a mí y que tal vez tengo más acceso que las personas normales a los medios, ocurre todos los días en Venezuela, solo que otros no tienen como denunciarlo. El gobierno y la superintendencia de Seguros varias veces han señalado que van a actuar pero nada ocurre.

Hay cobros excesivos en las Clínica que no acatan los precios justos y para no dejar pruebas tienes que “arreglarte por fuera”. Los médicos inconformes con los pagos que cubren las pólizas y lo tardío del pago en muchas clínicas, en medio de la crisis que tienes, te llaman y te plantean que les pagues las diferencias. La mayoría dependiendo la situación acepta porque imagínense ustedes si es una emergencia con tu hijo, con tu madre o con cualquier pariente querido. La Sala Situacional de la Salud es un elefante blanco completamente inexistente. Como puede el gobierno poner orden si sus empresas de Seguro: Previsora, Horizonte y Federal hacen literalmente lo que les da la real gana. No dan clave. No pagan y los empleados públicos pagan por una cobertura que no reciben. Estas empresas lo que saben es hacer dinero y es muy fácil cuando nadie se los impide y los asegurados están en completa “indefensión”. Frente a esta grave crisis el Superintendente de la Actividad Aseguradora es un absoluto convidado de piedra y el Presidente Maduro que tanto habla de “patria”, no la hace posible, haciendo respetar los derechos del pueblo. La mala prestación de las compañías aseguradoras del gobierno es de antología.

ES CON USTED SEÑOR PRESIDENTE MADURO

¿Quién investiga la capacidad de las empresas aseguradoras del Estado para hacer frente a las pólizas de HCM y Seguros Solidarios?

Así como hubo empresas de maletín en CADIVI que le costaron más de 20 mil millones de dólares al país, las aseguradoras del Estado hacen el gran negocio con el llamado REASEGURO, con dólares preferenciales que no son investigados si es que llegan a su destino final.

Señor Presidente Maduro no son los “gringos” los que están acabando con la patria. Son estos personajes que manejan los recursos del estado solo para enriquecerse, los verdaderos invasores. He visto en las diferentes clínicas que he visitado el dolor de las familias cuando por los altos costos, se comen en un solo día los seguros. Como engañan y estafan a los pacientes, con precios e insumos. Como juegan con el dolor ajeno. He visto llorar a empleados públicos ante la impotencia que tienen por un “seguro” que pagan y no disfrutan. Tienen que arrancar con el pariente enfermo a la tierra de nadie que es la salud pública en Venezuela. Por allí empieza la Patria Señor Presidente. Ese es mi concepto de patria. El hacer cumplir la ley y el estado de derecho. Lo demás es “patrioterismo” y “pantalleria”. No son los “gringos” que matan al pueblo, son estos personajes que desde la superintendencia de seguros de manera directa exterminan a miles de familia. La peor desgracia de una familia es caer en una clínica bajo el amparo de un seguro del Estado. No me hable de los CDI señor Presidente. Reconozco el gran esfuerzo de los médicos venezolanos y cubanos que están allí pero no tienen casi nada que ofrecer. Solo que estoicamente callan. No pueden hablar. No hay equipos y los que tienen en la mayoría están muy malos, en otros ni existen. No hay medicinas. Muchos sino la mayoría no tienen tomógrafos, ni rayos x ni la tecnología necesaria para atender muchas situaciones. En los hospitales públicos más grandes por la ausencia de sistemas de radioterapia están aplicando cirugía completa. Por ejemplo, ante el cáncer de mamá en las damas las dejan completamente planas y hay que ver lo que esto significa para nuestras mujeres. No hay lo más elemental para trabajar. Reitero mucho hace el personal que está allí.

Hoy he querido hablar de esto porque en parte lo viví en la Clínica de ojos en Maracaibo. Es mi deber denunciar caiga quien caiga y duélale a quien le duela. Nuevamente pido disculpas a mis lectores por no tratar los temas políticos esta semana.

 

Angel Monagas

Mi twitter @angelmonagas. Por Ahora solo en radio: De lunes a viernes a las 9am en la FM 88.1 A punto con Juan Carlos Fernández vía web http://radiofeyalegrianoticias.net  12 del mediodía en Eclipse 88.3 Expresión Libre vía web http://eclipse883fm.com y  a las 6:30 pm (7pm Miami) en http://yvnoticias.com Juicio a la Noticia Caiga quien Caiga y sin censura. No ocultaremos nada.