Juan José Moreno: Paciencia activa es lo que nos queda

thumbnailjuanjosemorenoDe verdad que no dejan de sorprendernos las descaradas actuaciones del Presidente que se traducen en la irracional manera de “conducir” al país, y pensamos que si así fue su comportamiento como conductor de autobuses, pobre Metro de Caracas; pero es lo que tenemos, por ahora, y solo nos queda armarnos de paciencia y transitar por los caminos que la Constitución y las leyes de la República nos señalan, aunque él y su régimen hagan todo lo posible por sacarnos de la vía violando todo el ordenamiento legal del país y los más elementales principios éticos de la democracia.

Por eso, muy a pesar de que hasta este momento el tema del viaje presidencial a Moscú haya ocupado la atención de todos quienes han tenido la oportunidad de expresar comentarios sobre el hecho, no podemos dejar de referirnos a lo que en nuestro concepto constituye una bofetada más a la cara de un pueblo que, estoicamente,  expone sus mejillas  una y otra vez para ser abofeteadas progresivamente y con mayor dureza.

No es posible señores que, como ha sido denunciado, el señor Maduro se dé el inaceptable lujo de pedir prestado alrededor de 700 mil dólares solo para acompañar a Raúl Castro y a Putín en una actividad conmemorativa en suelo extranjero que nada tiene que ver con nuestra patria, porque la partida del presupuesto de nada menos que cinco millones de dólares para viajes presidenciales durante este año, se encuentra agotada en apenas los primeros cuatro meses del corriente 2015.

Es noticia que conoce todo el mundo, que las arcas públicas están vacías porque personeros del régimen de distintas jerarquías, comenzando por ex escoltas, se boncharon la realada que entró al país por concepto de la exportación petrolera y hoy no alcanza ni para cubrir el propio presupuesto nacional del año en curso ni  para pagar a los acreedores por la importación de alimentos, medicinas e insumos básicos que debieran destinarse a la producción en el país.

Entonces, cómo puede el Presidente y, más triste aun, cómo pueden los chavistas medio inteligentes o medianamente instruidos justificar la inútil y dispendiosa viajadera del Jefe del Estado, en un momento tan álgido para el país donde ya hasta comer se ha convertido en un inalcanzable lujo para las grandes mayorías del país.

No es posible compatriotas, que mientras el Presidente persista en su descarado afán de acumular “millas de viajero”, los venezolanos nos encontremos sometidos a la prisión que se le impone a todo un pueblo que hoy tiene prácticamente al país por cárcel, porque se le ha negado el acceso a las divisas como sí las tienen los verdaderos “raspacupos” que lo acompañan en las dispendiosas giras, y porque no quedan aerolíneas que nos puedan trasportar desde Venezuela al país que nos venga en legítima ganas visitar.

Por eso, una vez más nuestro llamado a toda nuestra gente, a este glorioso pueblo que ha sabido en todo momento salir adelante contra todas las adversidades, a mantener la prudencia pero acompañada de una actitud vigilante y combativa; son muchas las “conchas de mango” con las que pretenderán los tenebrosos agentes hacernos resbalar, y está en nuestras manos mantener y expresar nuestras denuncias y protestas cada vez que sea necesario hacerlo y, especialmente, intensificar nuestros reclamos por la pronta fijación de la fecha para las elecciones parlamentarias por parte del Consejo Nacional Electoral y para cuyo proceso debemos realizar los mayores esfuerzos para asistir unidos por el objetivo común de rescatar la secuestrada democracia. Paciencia sí, pero pendejos no, debe ser nuestra cautelosa posición en estos momentos.

Twitter: @JJMorenoA