Braulio Merino: Luchemos para evitar que el gobierno nos robe estas elecciones

Braulio
 

El miembro de la dirección regional de Primero Justicia en el estado Bolívar Braulio Merino, llamó hoy a los venezolanos a mantener la lucha para evitar que el gobierno robe las elecciones a gobernadores de estado y diputados a los consejos legislativos, tal como hizo con el referendo revocatorio al mandato de Nicolás Maduro.

Nota de Prensa

“Hoy está terminando enero y resulta increíble que las rectoras del Consejo Nacional Electoral (CNE), que tienen una obligación constitucional y además una deuda moral con el pueblo venezolano, no se hayan reunido para establecer el cronograma para celebrar los comicios regionales a finales del primer semestre de este año”, señaló Merino, al recordar las palabras de Tibisay Lucena a finales de 2016 cuando, sin justificación alguna, anunció al país el “diferimiento” de las elecciones a gobernadores y diputados regionales para el mes de junio.

Pero además el dirigente regional de la tolda amarilla alertó de las jugadas que viene fraguando el Psuv para anular a los partidos políticos y a la alianza que los agrupa, la Mesa de Unidad Democrática (MUD), en su instancia predilecta: el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“Desde hace meses el propio CNE ha dicho que va a iniciar un proceso de renovación de las organizaciones políticas que hacen vida en el país y hasta la fecha no han establecido lapsos ni requisitos. Ya hemos escuchado al vicepresidente Tareck El Aissami decir que Voluntad Popular es una organización terrorista, y debemos suponer por dónde van los tiros”, agregó.

Asimismo, Merino insistió en el hecho de que sólo por la vía electoral, podremos cambiar de modelo y de rumbo. “Convocando elecciones generales podrán renovarse todos los cargos de elección popular, comenzando por el presidente de la República, gobernadores y alcaldes (pertenecientes al nivel Ejecutivo); y los diputados a la Asamblea Nacional, diputados a los consejos legislativos regionales y concejales (pertenecientes al nivel Legislativo)”.

No obstante, está claro que Nicolás Maduro ni quienes lo acompañan quieren medirse en la justa electoral porque saben que perderán la mayoría absoluta y las verdaderas fuerzas democráticas recuperarán las instituciones que hoy están perdidas y sometidas a los designios del partido de gobierno.

“Esta tarea que nos toca asumir en estos momentos no es fácil, pero sólo la constancia nos llevará a exigir la convocatoria a elecciones. No queda otra vía”, insistió el también economista de profesión, para quien urge salir de este modelo fracasado. “Esto es una cleptocracia. Aquí se ha institucionalizado el robo, la corrupción administrativa, el clientelismo político, el nepotismo y el peculado. Por eso es que la ONG Transparencia Internacional nos ubicó en el puesto 166, deshonroso por demás, porque somos el país más corrupto de América Latina y estamos a 9 pasos de convertirnos en el más corrupto del planeta”.

La ineficacia demostrada por Maduro y sus enchufados, han llevado a Venezuela a la peor crisis económica, social, política y moral de toda su historia. “Pobreza extrema, miseria, hambruna, desempleo, hiperinflación, colapso de los servicios públicos y una violencia criminal desbordada y fomentada desde las más altas esferas del gobierno. Ese es el legado de Hugo Chávez, profundizado a la enésima potencia por su hijo Nicolás Maduro”.