Cardenal Urosa calificó de inaceptable que el Gobierno haya permitido el asalto a la AN

CAR28 - CARACAS (VENEZUELA), 05/07/2017 - El diputado Armando Armas (c) es golpeado por manifestantes en el piso en la Asamblea Nacional hoy, miércoles 5 de julio de 2017, en Caracas (Venezuela). Un grupo de simpatizantes del Gobierno venezolano irrumpió hoy por la fuerza en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, y causaron heridas a algunos diputados que se encontraban en el recinto para una sesión en conmemoración del Día de la Independencia en el país. EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ
CAR28 – CARACAS (VENEZUELA), 05/07/2017 – El diputado Armando Armas (c) es golpeado por manifestantes en el piso en la Asamblea Nacional hoy, miércoles 5 de julio de 2017, en Caracas (Venezuela). Un grupo de simpatizantes del Gobierno venezolano irrumpió hoy por la fuerza en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, y causaron heridas a algunos diputados que se encontraban en el recinto para una sesión en conmemoración del Día de la Independencia en el país. EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ

El Cardenal Jorge Urosa Savino rechazó los hechos violentos suscitados en la Asamblea Nacional (AN) el pasado miércoles, en los cuales resultaron heridos 12 diputados.

“Condeno y rechazo totalmente que se haya permitido que cientos de personas violentas hayan irrumpido en el Palacio Federal, irrespetando ese solemne recinto, y hayan agredido físicamente a los diputados electos por el pueblo”, manifestó.

Asimismo, repudió la retención de los parlamentarios, prensa y trabajadores del Poder Legislativo durante más de seis horas y la inacción de las fuerzas de seguridad del Estado para bloquear el acceso de los grupos.

“Es totalmente inaceptable que el Gobierno Nacional a través de las autoridades de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), haya permitido la agresión violenta de que fueron objeto este 5 de julio los diputados de la Asamblea Nacional (AN), así como cerca de cien periodistas e invitados especiales, y trabajadores de la Asamblea, por todo alrededor de unas trescientas personas”, afirmó Urosa.