Comidas caras, BMW, yates: nieto de Fidel Castro comparte su vida de lujos en Instagram

El nieto de Fidel Castro en un yate | INSTAGRAM

 

Paseos por la Riviera Maya, una visita a la Sagrada Familia en Barcelona, un BMW, comidas caras y hasta un paseo en yate —algo prohibido para los cubanos que residen en la isla— son algunas de las instantáneas que compartió Tony Castro, nieto del fallecido Fidel Castro, en su cuenta privada de Instagram, donde tiene más de 1,000 seguidores.

Por: Mario J. Pentón | El Nuevo Herald

#Summer, #Relax, muchos emoticonos… A simple vista parece otro joven cargado de ganas de compartirle al mundo los mejores momentos de su vida, pero la pregunta que queda en el aire es quién paga todos esos viajes, pues el único oficio conocido del vástago de Antonio Castro es el de modelo, aunque se desconoce si ha sido contratado por alguna casa de la moda fuera o dentro de la isla.

Tony Castro es hijo de Antonio Castro, médico del equipo nacional de béisbol. Las fotos, que ya llevan meses publicadas, han causado polémica en las redes sociales después de ser reveladas por varios medios del sur de la Florida. El Nuevo Herald obtuvo las imágenes a través de uno de los seguidores del joven Castro.

“Todos los animales son iguales pero algunos son mas iguales que los otros”, escribió en su cuenta de Facebook Pedro Pérez, parafraseando la célebre novela satírica Rebelión en la granja de George Orwell, una demoledora crítica a los sistemas totalitarios prohibida en Cuba.

José González, por su parte, cuestionó de dónde salen los recursos para financiar los viajes del nieto de Castro. “Al igual que el hijo del Che que tiene una compañía de renta de motos de lujo a los turistas ¿quién financia esto?”, preguntó.

González pidió a otros usuarios “difundir” este tipo de noticias en la isla.

En Cuba, un país donde el salario medio apenas supera los $30 al mes, el pan sigue siendo racionado y el café tiene un 50 por ciento de chícharos para paliar la escasez del producto, hacer turismo es un lujo para la mayoría de sus habitantes.

Lee la nota completa aquí