Estados Unidos expresó su “apoyo inquebrantable” a la seguridad de Israel

En la imagen, Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense. EFE/EPA/JIM LO SCALZO/Archivo

 

Estados Unidos expresó este martes su “apoyo inquebrantable” a la seguridad de Israel y a “su derecho legítimo a defenderse”, e instó a tomar medidas para “restaurar una calma sostenible” tras la escala de la tensión y la violencia entre palestinos e israelíes.

Por Infobae 

Así lo manifestó la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Emily Horne, quien informó sobre la conversación telefónica entre el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y su homólogo israelí, Meir Ben Shabat.

Sullivan condenó los “continuos ataques con cohetes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) y otros grupos terroristas, incluso contra Jerusalén y Tel Aviv”, dijo Horne.

Asimismo, el asesor de Seguridad Nacional reiteró el apoyo del presidente estadounidense, Joe Biden, a la seguridad del país y su “derecho legítimo a defenderse a sí mismo y a su pueblo, al tiempo que protege a los civiles”.

En la conversación, ambos acordaron seguir en “estrecho contacto”, según explicó Horne y recogió un comunicado de la Casa Blanca.

Sullivan también abordó este martes con el Gobierno de Egipto la situación en Gaza y Jerusalén, sobre la que han discutido “los pasos para restaurar la calma en los próximos días”.

En este contexto, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Biden está siendo informado de todos los acontecimientos sobre esta cuestión y ordenó a su equipo que “se involucre intensamente con altos funcionarios israelíes y palestinos, así como con líderes en todo Oriente Próximo”.

Psaki reafirmó que el mensaje de Estados Unidos se basa en la “desescalada” y añadió que “el apoyo del presidente a la seguridad de Israel, a su derecho legítimo a defenderse, es fundamental y nunca vacilará”.

Condenamos los continuos ataques con cohetes de Hamas y otros grupos terroristas, incluso contra Jerusalén. También nos oponemos al extremismo que ha infligido violencia a ambas comunidades. Jerusalén, una ciudad de tanta importancia para las personas de fe de todo el mundo, debe ser un lugar de convivencia. Depende de los funcionarios, residentes y líderes restaurar la ciudad a un lugar de calma”, insistió.

Así, aseguró que Biden y su equipo “continuarán buscando las condiciones para la diplomacia, el diálogo y la desescalada, y la protección de los civiles”. “También continuaremos apoyando una solución de dos estados al conflicto palestino-israelí. Esa es la única forma de garantizar la paz justa y duradera que dos pueblos han luchado por lograr”, agregó.

“Creemos que palestinos e israelíes merecen iguales medidas de libertad, seguridad, dignidad y prosperidad. Y los funcionarios estadounidenses, en las últimas semanas, han hablado con franqueza con funcionarios israelíes sobre cómo los desalojos de familias palestinas que han vivido durante años, a veces décadas, en sus hogares y las demoliciones de estas casas van en contra de nuestros intereses comunes para lograr una solución al conflicto”, continuó.

Por otro lado, el secretario de Estado, Antony Blinken, conversó con el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Gabi Ashkenazi, a quien mostró “su preocupación por los ataques con cohetes contra Israel y sus condolencias por las vidas perdidas como resultado”.

Ambos ha hablado sobre la violencia en Jerusalén, en particular en la Explanada de las Mezquitas y el barrio de Sheij Jarrá, indicó, por su parte, el portavoz del departamento, Ned Price.

En este sentido, Blinken reiteró su llamado “a todas las partes” para que “reduzcan las tensiones y pongan fin a la violencia”, que se ha cobrado la vida de civiles israelíes y palestinos, incluidos niños.

Blinken enfatizó en “la necesidad de que israelíes y palestinos puedan vivir con seguridad y protección, así como disfrutar de medidas iguales de libertad, seguridad, prosperidad y democracia”.