Por qué Chile no puede bajar los casos de coronavirus con su vacunación masiva

El presidente de Chile, Sebastián Piñera. Foto archivo: EFE/Alberto Valdés

 

Es el gran logro del gobierno de Sebastián Piñera en el combate contra la pandemia del coronavirus, por lo que el dato se replicó con generosidad por todos los canales oficiales, incluida la cuenta pública que el mandatario realizó esta semana ante el Parlamento.

Por La Nación

“Chile está entre los tres países del mundo que más rápido han avanzado en el proceso de vacunación masiva”, indicó Piñera, sobre el éxito del programa de inmunización de la nación y que se logró, en parte, gracias al funcionamiento de la red de atención primaria, al aprovisionamiento anticipado y diversificado de vacunas y al certero cierre de contratos con cuatro productores de los fármacos: Pfizer, Sinovac, AstraZeneca y Cansino.

“Hemos logrado vacunar a más de 8 millones de personas con las dos dosis, lo que representa más del 53% de la población objetivo de 15,2 millones de personas”, detalló Piñera sobre la estrategia chilena que ya acumula un 71,2% de inoculados con la primera dosis y que esta semana dio inicio a la inmunización de las personas entre 25 y 23 años. Además, el Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile ya autorizó el uso de la vacuna Pfizer en adolescentes de entre 12 y 16 años.

“Tenemos vacunas para todos”, añadió el gobernante, en medio de un panorama paradójico para el país y cuya contradicción es el gran tema en discusión por estos días. Pese a las excelentes cifras de vacunación y su rápida ejecución, Chile hoy atraviesa uno de sus momentos más complejos por las cifras de contagiados y el inminente colapso del sistema sanitario, que actualmente funciona al límite de su capacidad.

Para leer más, ingresa aquí