“Ninguno puede estar sin el otro”: Pareja se suicidó tras ofrecer una fiesta en Reino Unido

Foto referencial vía La Razón

 

Un exsoldado y su esposa, veterana del ejército, fueron encontrados muertos en un Land Rover un día después de que celebraran una fiesta de disfraces con amigos. Las pruebas confirmaron que ambos se habían suicidado en un “mutuo acuerdo de quitarse la vida”, porque ninguno de los dos podía vivir sin el otro, en Reino Unido.

Por La Razón

La pareja murió por intoxicación por monóxido de carbono y una nota de suicidio encontrada en el vehículo decía: “Ninguno de los dos puede estar sin el otro”. El exsoldado, McGuinnes, tenía 54 años y había sufrido depresión, posiblemente causado por el trastorno de estrés postraumático de varias misiones por Irak. Ya antes había hablado de quitarse la vida.

Su esposa, de 49 años, por otro lado, no tenía antecedentes de enfermedad mental, pero le habían dado el visto bueno del cáncer hace apenas cinco meses. También encontraron muerto al gato que tenían como mascota, y se encontraron tarjetas de crédito con dinero y mensajes conmovedores para los miembros de su familia.

La pareja sirvió en las Fuerzas Armadas en el Regimiento Real de Fusileros durante más de veinte años. McGuinness dejó el ejército en 2007 y tuvo numerosos episodios de ansiedad y depresión que pueden haber sido provocados por el trastorno de estrés postraumático. La pareja había estado junta durante 23 años y “parecían muy felices”, según la familia.

Para leer más, ingresa aquí